La importancia de las competencias laborales

La importancia de las competencias laborales

10/07/2018 De Interés 0

.

Para determinar la importancia que representan las competencias laborales de los colaboradores de cualquier organización o institución, necesariamente se requiere en primera instancia, tener claro su significado o concepto.

Actualmente, el concepto “competencia laboral” ha cobrado mayor relevancia en el mundo corporativo; sin embargo, surge en Europa alrededor de la década de los 80’s como marco de referencia para la administración y desarrollo del personal en las corporaciones.

Vivimos en un mundo globalizado en donde los empresarios buscan talento para contar con personal altamente capacitado que pueda ayudar al éxito de la empresa, utilizando las competencias laborales como herramienta para la gestión de Recursos Humanos.

Las competencias laborales, son el “conjunto de destrezas, habilidades, conocimientos y características conductuales que correctamente combinados frente a una situación de trabajo, predicen un desempeño superior. Es aquello que distingue el rendimiento excepcional del normal, y que se observa directamente a través de las conductas de cada empleado en la ejecución diaria de su cargo”.

Dicho de otra forma, las competencias laborales permiten conocer:

1.- Lo que una persona es capaz de hacer;

2.- Si está bien hecho lo que hizo

3.- Las condiciones en las que el individuo debe mostrar su aptitud.

Al respecto, los modelos de competencia son a su vez una herramienta valiosa para la gestión de Recursos Humanos en las empresas, que permiten una dirección sobresaliente en procesos como:

A.- La capacitación;

B.- El reclutamiento;

C.- La selección;

D.- La contratación;

E.- La compensación;

F.- La evaluación

G.- La promoción y ascenso de los empleados.

A mayor abundamiento, las competencias laborales para la administración de recursos humanos, permiten el mejor desarrollo de los procesos dentro de una organización, ya que la visión global (empresa-empleado) se transforma; es decir, de trabajar en un ambiente plano en donde cada uno se limita o restringe a cumplir con las tareas que única y exclusivamente les son asignadas, se cambia a una visión mucho más flexible en donde el empleado busca el crecimiento dentro de la empresa, aumentando sus conocimientos y perfeccionando sus habilidades, es mucho más participativo y se involucra más en conocer el negocio, se convierte en un empleado multifuncional que busca el crecimiento personal y organizacional.

En el caso de la selección de personal, ésta resultará más fácil si se realiza a través del modelo de competencias, pues el reclutador se concentrará en aquellos postulantes que cubran los requisitos propios de la empresa. Si bien es cierto que existirán áreas de oportunidad, también lo es el hecho de que éstas se reforzarán una vez que el postulante se encuentre dentro de la empresa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *